Entrada destacada

Guía de Montaña y Trekking - Comarca Andina del Paralelo 42 - El Bolsón, Lago Puelo, Epuyén

Guía de montaña y trekking personal (o "personal guide") es un concepto similar al de "personal trainning", pero apli...

Guía de Montaña y Trekking - Comarca Andina del Paralelo 42 - El Bolsón, Lago Puelo, Epuyén

Guía de montaña y trekking personal (o "personal guide") es un concepto similar al de "personal trainning", pero aplicado al guiado privado de montañismo pata personas o grupos en la Comarca Andina del Paralelo 42 (El Bolsón, Lago Puelo, Epuyén, El Maitén, Cholila, El Hoyo).

Guía de trekking el bolson
Guía personal o privado  de montaña y trekking de la Patagonia Andina.

Como su guía de montaña y trekking privado o personal le ofrezco los siguientes servicios:

- Le armo un paquete de actividades a su medida, de acuerdo a sus tiempos y sus gustos. Puede ver las propuestas que tengo para ofrecerle siguiendo los links o enlaces de la derecha.
- Estaré con usted o su grupo en todo momento para resolver cualquier inquietud. Desde que baje de su avión o autobús, hasta el día que lo toma para retornar a su hogar o de acuerdo a sus requerimientos.
- Me encargaré de la organización de las salidas o actividades elegidas. Procuraré contratar su alojamiento y disponer de los medios de transporte, velando por la máxima calidad del servicio.
- Lo guíaré personalmente durante las salidas o contrataré a guías especializado que puedan hacerlo con seguridad y profesionalismo.
- Le garantizo privacidad y exclusividad para usted o su grupo, estando a su disposición cuando haga falta.
- Le ofrezco fotografías personalizadas de usted durantela actividad y de los paisajes sin cargo adicional, hechas con una cámara fotográfica. De la misma forma, si se trata de una travesía de trekking o montaña, posteriormente a la salida le brindaré un informe final sobre el recorrido que detalle el trayecto, las distancias y los tiempos que empleamos para realizarlo de forma gráfica.
- Contará con una póliza de seguro personal que lo respaldará ante cualquier eventualidad, amén de otras precauciones para lidiar con cualquier emergencia, como contar con radio VHF y botiquín de primeros auxilios a su disposición, y medios para la orientación eventual (mapa, brújula, GPS).
 
CONTACTO

Si quiere contactarme, puede hacerlo a través del +54 9 294 681910 (Whatsapp) a este e-mail o a través de facebook.

FORMACION

Resumen de mi formación y experiencia profesional como guía en diferentes disciplinas.


- Técnico en Conducción de Actividades Físico-Deportivas en el Medio Natural (guía conductor de grupos de trekking, a caballo y/o en mountainbike).

- Técnico Superior en Animación de Actividades Físicas y Deportivas.
 

- Guía de grupos de exploración y montaña (GEA).

- Buzo Deportivo
(FAAS-CMAS).

- Profesor de Aikido, Karate y Judo.

- Técnico en Emergencias y socorrista acuático (guardavidas).


EXPERIENCIA PROFESIONAL

- Expediciones de montaña y exploración de la Comarca Andina
.

- Guía de montaña y trekking en la Patagonia Andina y España
.

- Guía de grupos a caballo, mountain bike, raquetas de nieve y esquí de fondo
.

- Director editorial de Andinia.com, buscador y portal especializado en actividades al aire libre y viajes de aventura
. 


Quedando a su disposición lo saluda antentamente,


Federico Ferrero
Epuyen Aventura - Guías Patagonia.


Precios de Refugios de El Bolsón: pernocte, albergue, camping o acampe - Tarifas Temporada 2019-2020

Acá les dejamos las tarifas o precios que cobran los Refugios de la zona de La Comarca Andina del Paralelo 42, El Bolsón. Precios por albergarse en el refugio o por utilizar el camping (acampar en zonas preparadas y/o habilitadas). Para más datos sobre los servicios que ofrecen, historia y cómo llegar a cada refugio, hacer clic en el link de cada refugio.

Precios y tarifas de alojamientos, albergue o camping de refugios de El Bolsón.
Precios y tarifas de alojamientos, albergue o camping de refugios de El Bolsón.

Tarifas o precios por día:












 
 












 


 
 
Para contratar un Guía de montaña o guía acompañante local, contáctenos por email aquí o en facebook.

Incrementando el poder calorífico de nuestro calentador, anafe u hornillo

A veces el poder calorífico de la llama de nuestros calentadores de camping (también conocidos como anafes, hornillos, cocinillas o camping gas) nos puede parecer insuficiente, tanto para su uso en cocina al aire libre como para calentarnos ante el frío. Aquí algunos consejos para poder sacar el mayor rendimiento calórico a nuestra cocina de camping.

Tutorial en video que muestra algunas de las normas básicas
de seguridad para el uso de anafes calentadores de camping.

INDICE


  • ¿Qué factores influyen en el poder calórico de nuestro hornillo?
 
  • Malfuncionamiento de nuestro hornillo de camping
 
  • Eligiendo el recipiente adecuado y consejos de cocina eficiente
 

¿Qué factores influyen en el poder calórico de nuestro hornillo?


El poder térmico de nuestro camping gas dependerá tanto del medio en el que lo utilicemos como de la cantidad, calidad, presión y temperatura del combustible que usemos y/o de la buena combustión que esté teniendo el mismo. Por tanto, que emita más o menos calor dependerá de:

- La temperatura ambiente.
- La temperatura del combustible.
- El volumen de gas que quede en la garrafa, botella, cartucho, etc.
- La menor presión de la botella de combustible líquido.
- La presencia, fuerza y temperatura del viento.
- Si tiene una buena (llama amarilla y vacilante) o mala combustión (llama azul y estable).

Algunas de estas variables podemos modificarlas, otras no. Analicemos lo que podemos hacer en cada caso:

El volumen de gas disminuirá hasta llegar a agotar la botella, garrafa o cartucho y, por tanto, con él disminuirá progresivamente el poder térmico. Esto no puede evitarse si no tenemos un repuesto con más carga de gas o podemos recargar nuestra garrafa o bombona.

En caso de tratarse de una cocina que funciona con combustible líquido, cuya botella incluya una bomba, el bombeo manual mejorará la presión que necesitemos, independientemente de la cantidad de combustible que quede en la botella. Este bombeo puede ser insuficiente si hay poco combustible o estamos a muchas altura relativa respecto del nivel del mar (montaña). Esta última es una de las razones por las que este tipo de hornillos con combustible líquido y bomba se prefieren para usar en alpinismo o montañismo en altura, donde la presión ambiental es inferior, pero la presión interior de la botella puede incrementarse a voluntad con el bombeo, de ser necesario.

El viento, que trae aparejada una llama vacilante y la dispersión del calor generado si incide sobre nuestro camping gas, puede evitarse buscando lugares reparados o usando protectores ("windscreen") y el calor redirigirse y concentrarse con parapetos reflectores ("heatreflector""), ya sea accesorios oficiales proveídos por la marca de nuestro hornillo, o improvisados por nosotros (por ejemplo, una pared de troncos que refleje el calor hacia donde estamos sentados).

La temperatura inicial de nuestro recipiente de combustible puede mejorarse si lo guardamos entre nuestras ropas (dándole calor corporal), o incluso con nuestras manos antes de conectarlo para su uso. En el caso de tratarse de una botella de combustible líquido, esta puede también entibiarse si la sumergimos previamente en agua caliente alrededor de 2,5 centímetros durante un rato (siempre de acuerdo con lo que sugiere el fabricante). Aunque, siendo realistas, hay que decir que raramente tendremos disponible agua caliente para esto durante actividades al aire libre, salvo que estemos cerca de una terma o géiser ;-).

Malfuncionamiento de nuestro hornillo de camping


Puede que nuestro aparato no esté funcionando del todo bien y, entonces, caliente menos de lo que debiera. Esto, en general, se debe a algunas de las siguientes cuestiones:

- El aparato está frío porque no fue precalentado el tiempo suficiente. En este caso, el hornillo presentará llama amarilla y titilante. Ver el procedimiento que explicamos aquí.

- La botella de combustible líquido tiene presión insuficiente (poco combustible, mucho frío, mucha altitud). Incrementar la presión por bombeo, si nuestro modelo de hornillo lo permite.

- El combustible es de mala calidad o viejo. El hornillo presenta llama amarilla y vacilante. Cambiar el combustible.

- La botella de combustible líquido tiene demasiada presión. El hornillo presenta llama amarilla y vacilante. Disminuir la presión de la botella.

 Un calentador de camping funcionando perfectamente
y se ven las diferentes boquillas para diferentes combustibles.
 
- Elegimos una boquilla que no corresponde al combustible que usamos (en hornillos multicombustible). El hornillo presenta llama amarilla y vacilante. Hay que cambiarla.

- La boquilla, su filtro y/o ranura de boquilla (husillo de la válvula de regulación) o los filtros de combustible están obstruidos por residuos u hollín. Hay que chequearlos y limpiarlos según corresponda.

 Tutorial en video sobre el uso de un hornillo
a combustible líquido y las boquillas correspondientes a elegir en cada caso.

Eligiendo el recipiente adecuado y consejos de cocina eficiente


Elegir el recipiente adecuado para cocinar, tanto en tamaño como en material, hará que la tarea de preparar los alimentos sea más eficiente. Hay que tener en cuenta:


- Elegir el tamaño del recipiente teniendo en cuenta tanto las personas que van a participar en las comidas, como el hecho de que la llama no debe sobresalir por los costados (preferentemente, incluso estando al máximo de capacidad el anafe u hornillo). La llama no debe llegar al borde ollas, planchas, sartén o el recipiente que usemos, sino mantenerse dentro de la circunferencia de la base del recipiente que está sobre la llama, o incluso un 20% menos de la misma. Está probado que esta es la forma más eficiente de aprovechar la energía de una hornalla.

- Cocinar, coser los alimentos tapados, de ser posible.

- Usar la menor cantidad de agua posible.

Por otro lado, al cocinar, hay que tener en cuenta, al menos, lo siguientes consejos:

- Cortar los ingredientes lo más chico posible (hará que se cocinen antes).

- Al hervir agua para una comida salada, agregarle desde un principio un puñado de sal (romperá antes el hervor).

- Utilizar el calor residual para la cocción de los alimentos, apagando el fuego y dejando que la comida siga cocinándose gracias al calor que acumula y sigue despidiendo el hornillo, aún apagado, y/o gracias a el calor que mantiene el agua donde estamos cociendo o hirviendo la comida, etc.

Cómo elegir el mejor punto para vadear o cruzar un río o arroyo a pie

¿Cómo elegir el mejor punto para cruzar o vadear un río, un arroyo o cualquier tipo de curso de agua a pie? Para eso tenemos que saber algunas cosas desde la teoría. Y, por supuesto, tener práctica en el cruce de ríos a pie. Aquí explicamos lo básico que hay que saber para hacer elegir un punto vadeo.

Ante todo, una aclaración terminológica: estrictamente hablando, la palabra que hay que usar para referirse al cruce de un río a pie por el agua es "vadear". Ya que "cruzar" puede aplicarse también a superar un curso de agua por sobre un puente, por ejemplo. Sin embargo, y en general, en este artículo usaremos indistintamente "vadear" y "cruzar" un río, salvo que se aclare lo contrario.

  • Vadear es la última opción

Video tutorial sobre cómo elegir el mejor punto para vadear o cruzar un río.

Lo primero que debe saber es que vadear un río no es algo que haya que hacer, salvo que uno no lo pueda evitar. Es decir, si tenemos un puente, y sabemos que está en cierta dirección, aunque tardemos un poco más hay que ir a cruzar el río en ese puente. O cruzarlo en cualquier punto seco que conozcamos.

Si el río acaba de subir porque es época de de deshielo o por luvias, o si es un arroyo temporario y no tenemos mucho apuro, hay que acampar hay que esperar y cruzarlo cuando haya bajado.

Teniendo en cuenta lo anterior, si no nos queda otra opción y tenemos que cruzar un río por cuestiones de supervivencia o fuerza mayor, mejor considerar algunas cuestiones que vamos explicar en este artículo y en el video tutorial que lo acompaña.

  • No cruzar en una curva y/o tener en cuenta el fondo

Lo primero a tener en cuenta es que el arroyo o el río a vadear no esté, en el punto en que lo queremos cruzar, en una curva. Porque las curvas hacen que se erosione de forma tal, que haga que tenga un desnivel del lado saliente de la curva que sea más peligroso.

A su vez, cuando hay vegetación, sobre todo árboles más grandes, en la zona que vamos a cruzar es posible que haya (dependiendo de la fuerza de la corriente y del tipo de flora) troncos, ramas, etc. que, tras haber caído, creen un doble fondo bajo el agua, no necesariamente visible, que lo hace peligroso.

En ríos como los de la Patagonia, donde hay mucha piedra redonda, bocha o canto rodado, se hace todavía más dificultoso mantener el equilibrio que en ríos de fondos arenosos.

  • Vadee por la parte más ancha del río

En todos los casos hay que buscar una zona para vadear lo más ancha posible, y con el fondo lo menos profundo posible. Estas dos cosas suelen darse juntas, ya que al ser más ancho o haber más distancia entre una orilla y la otra, lo que ocurre es que el caudal consecuentemente es menor, o viceversa.

Esto significa que si confluye un río con otro río, lo normal es que aumente el caudal y que sea más suave tras dicha confluencia. Contrariamente, si se bifurca un río sucede al revés, hace que el caudal sea más fuerte. Por lo tanto, en condiciones normales e idealmente, hay que cruzar los curso de agua antes de las bifurcaciones y después de las confluencias.

  • No cruzar hacia orillas contrarias con pendiente pronunciada o vegetación densa

Lo mismo que dije de no cruzar en las curvas se aplica a las pendientes que son del otro lado escarpadas. La máxima expresión de esto sería un acantilado. Porque lo que ocurre es que esto está indicando una erosión en la parte cercana a donde sube la orilla. Y además, evidentemente, nos va a ser más difícil trepar y salir. Esto último se aplica también a las orillas con vegetación profusa, que pueden complicar nuestra salida por la orilla contraria.

En resumen, va a haber que buscar una zona, por lo tanto, lo más ancha posible, como dije antes, y que no tenga una pendiente escarpada del otro lado.

  • Evaluar la temperatura del agua

En la mayoría de las regiones, aunque sea verano o temporada estival, el agua de ríos y arroyos puede bajar muy fría debido al deshielo u otras condiciones climáticas. Entonces, hay que evaluar precisamente la temperatura del agua antes de vadear un río. Si está muy fría no es conveniente vadear, sobre todo si es un trayecto largo.

  • Uso y utilidad de piedras

Piedras a intervalos regulares en el agua, que sobresalieran de esta, formando el símil de un camino, serían lo ideal, pues constituirían un verdadero puente natural. Suele haber este tipo de cruces, creados por los caminantes, en arroyos que se vadean habitualmente. Pero será raro encontrarlo en situaciones de supervivencia donde es muy probable que estemos en territorio inexplorado o poco transitado. Puede, sin embargo, darse que existan lugares suficientemente anchos para hacer que al menos algunas piedras sobresalgan, esos son los lugares ideales de cruce, porque las podemos usar para ir pasando de piedra en piedra, o para tener al menos puntos de apoyo extra.

Por supuesto, también podría generarse un puente de ese tipo tirando piedras desde la orilla, pero a veces es una pérdida de tiempo.

Hay que considerar, por otra parte, si vamos en grupo, que todas las personas tengan la habilidad mínima para caminar por piedras en un río, o que no tengan miedo a ello, porque sino no tiene sentido que la persona más débil no pueda hacer el cruce.

  • Analizar el río

Todo lo anterior implica que hay que disponer de tiempo para analizar el río, buscando el mejor lugar de vadeo. Hay que ver los lugares donde, por ejemplo, haya remolinos o rebufos, donde las piedras se nota que los generan, haciendo peligroso el vadeo del río.

Le recomendamos ver el video tutorial que acompaña este artículo para tener una descripción más gráfica sobre cómo analizar un río o arroyo antes de vadearlo.